lunes, 30 de noviembre de 2009

La primera nevada



Hoy ha caído la primera nevada de la temporada... No ha sido algo de gran relevancia o magnitud, pero a mí particularmente me ha parecido muy bonito. Ver caer suavemente los copos de nieve me ha hecho darme cuenta de lo cerca que estamos realmente del invierno y de la Navidad, a pesar de que la publicidad que inunda nuestras pantallas de televisión nos bombardea con anuncios sobre perfumes, turrones, y demás artículos que debemos desear...

Nieve: Precipitación de gotitas de agua convertida en cristales de hielo debido a las bajas temperaturas a las que se encuentran en la atomósfera.

Pero dejando a un lado la definición científica, no me equivocaré al decir que la nieve nos parece a todos muy bonita. Una vez una profesora dijo en 1º de bachillerato que "la nieve es muy bonita para verla, pero no para vivirla". Seguramente tuviera razón, pues bien cierto es que la nieve ocasiona también muchos problemas cuando cubre carreteras, incomunica pueblos, causa averías en numerosas instalaciones... Sea como fuere, prefiero ser optimista y hacer mención al lado positivo de la nieve.

De inmaculada belleza, genera una de las estampas más pintorescas de nuestros paisajes. Numerosas son las descripciones de entornos nevados que podemos hallar en las novelas más populares. La nieve es uno de los elementos más característicos en los cuentos y las películas navideñas. ¿Acaso hay alguien que no desee tener unas Navidades blancas?

Al vivir en una ciudad del norte, tengo la inmensa suerte de, por esta época, al asomarme a mi ventana, poder mirar a lo lejos y divisar los picos de las montañas cubiertos de un manto blanco de seda helada. Y también resulta precioso levantarse, cuando todo permanece aún en calma al amanecer, y vislumbrar que la nevada caída durante el transcurso de la noche nos ha dejado un hermoso regalo: una ciudad con calles, árboles y tejados blancos, todo ello como si hubiera sido perfilado por el más genial de los artistas en una perfecta armonía.

¡Cuán hermoso resulta pasear y sentir los delicados y finos copos, como si de gotitas del algodón más puro y liviano se tratasen, posarse en nuestra piel, y fundirse en cariñoso abrazo con nuestros poros al contacto con el calor que desprenden nuestros cuerpos!

Ya queda menos... este ha sido el primer aviso de la naturaleza. El invierno está al caer.

Y puesto que la nieve está directamente relacionada con la Navidad, desde esta primera nevada os deseo a todos los que leáis esto, unas blancas y felices navidades.

3 comentarios:

  1. estoy de acuerdo... me encanta la nieve es lo mas hermoso que puede existir..

    ResponderEliminar